Cuadros Príncipe de Gales, como llevarlos sin llegar a ser un Dandy